Ordenadores reacondicionados, una buena opción tecnológica.

La gente que trabajamos con ordenador sabemos lo importante que es tener un buen equipo informático. El trabajo se facilita enormemente. Sin embargo, adquirir uno nuevo implica una inversión considerable. Los ordenadores reacondicionados son una buena opción para disponer de equipos informáticos competentes por menos dinero.

Un ordenador reacondicionado es aquel que el comprador devuelve a la tienda, se repara por completo y se vuelve a poner a la venta.

Los ordenadores se suelen devolver porque tienen algún fallo técnico, por una pequeña tara de fabricación o sencillamente porque no cubrían las expectativas del cliente. Una vez revisado por un técnico informático, el ordenador está en condiciones de ser utilizado.

No estamos hablando de un ordenador de segunda mano, que se ha llevado a reparar y al final el cliente no lo ha retirado. Los ordenadores reacondicionados están prácticamente nuevos, pero no se pueden vender como tal, porque ha habido una intervención técnica posterior.

Pedro Menchón, un técnico informático de Badalona, nos aconseja que si decidimos  comprar un ordenador reacondicionado por internet, debemos buscar en una plataforma especializada que nos ofrezca garantías, que sepa lo que está vendiendo. En una ocasión le propuso a un cliente que buscara en I.D.C., una tienda digital de componentes informáticos, y el cliente quedo bastante satisfecho, y desde entonces yo también compro en esta tienda.

Lo que más se suele vender, en estas condiciones, suele ser la torre de los ordenadores de sobremesa y ordenadores portátiles, aunque podemos encontrar todo tipo de componentes informáticos reacondicionados.

¿Qué es un ordenador reacondicionado?

Un ordenador reacondicionado es un ordenador nuevo defectuoso que un minorista o un fabricante restaura para dejarlo lo más parecido al modelo recién salido de fábrica. La O.C.U. (Organización de Consumidores y Usuarios) nos advierte que dentro de los ordenadores reacondicionados existen tres categorías. Evidentemente eso influye en su precio y debemos tenerlo en cuenta para saber lo que estamos comprando.

Estas son los tres tipos de ordenadores reacondicionados:

  • Nivel A “Como nuevo.” Son ordenadores que apenas se han utilizado. Han estado en exposición o el comprador lo ha devuelto a las pocas horas de su adquisición. Evidentemente se ha revisado antes de ponerlo a la venta y se ofrece sin arañazos, rozaduras, ni marcas en la carcasa exterior. Se comercializa en el embalaje original y suele venir con todos sus componentes. Es lo más parecido a comprar un ordenador nuevo, pero su precio es más reducido. En algunos modelos el descuento supera los 100 € respecto a los modelos completamente nuevos.
  • Nivel B. “Muy bueno”. Son ordenadores que presentan alguna tara estética. Un arañazo, una abolladura en la carcasa, alguna parte descolorida. Algo superficial que no afecta al funcionamiento normal del dispositivo. Puede ser por un error de fábrica o por un incidente ocasionado en el proceso de transporte y almacenaje. En ocasiones se comercializa sin la caja original o sin el cable de la batería. El vendedor lo presenta como un modelo compatible. Suele aplicarse un descuento del 20% respecto al precio de venta al público de los ordenadores nuevos.
  • Nivel C. “Bueno”. El desgaste es mayor. Puede presentar un arañazo visible y es probable que se haya tenido que cambiar o reparar alguna pieza del hardware. Antes de volver a venderlo, un técnico informático ha comprobado que funciona correctamente. Se suele vender sin la caja original y es probable que le falten accesorios. También es habitual encontrar ordenadores que usan piezas o accesorios compatibles, pero que no son con los que los comercializa el fabricante. Suelen ser un tercio más económicos que el modelo nuevos, e incluso más baratos.

Los ordenadores reacondicionados vienen señalados con una etiqueta en la torre del ordenador de sobremesa y/o en el teclado. No son ordenadores de segunda mano, pero están sujetos a las mismas condiciones de garantía. Estos productos tienen una garantía de 2 años, que se eleva a 3 en el caso de ordenadores portátiles vendidos “como nuevos”.

Es importante recalcar que no son ordenadores de segunda mano. No se han utilizado y después reparado. Si nos quieren vender como ordenador reacondicionado, uno que se ha utilizado previamente, no debemos aceptarlo, y si lo hacemos, su precio debe ser aún menor.

Ventajas de los ordenadores reacondicionados.

Los reacondicionados son un concepto nuevo que atañe principalmente a los dispositivos tecnológicos. La revista digital Xataka resalta 5 ventajas en la compra de estos productos:

  1. La principal ventaja es el precio. Dispones de un ordenador prácticamente nuevo a un precio inferior. Si no eres muy quisquilloso ante los defectos estéticos que pudiera presentar, dispondrás de un buen equipo informático, ahorrándote dinero del bolsillo. Esta medida, permite también, que personas que no se pueden costear un ordenador nuevo último modelo, puedan disfrutar de su tecnología, aceptando que el ordenador ha sido reparado.
  2. La revisión y reparación previa a la que se han sometido los ordenadores reacondicionados es una garantía de un correcto funcionamiento. Es bueno no verlo solo como una reparación, porque estaba estropeado, sino como un test de garantía que asegura que el ordenador que hemos comprado funciona perfectamente.
  3. Someter a los ordenadores reacondicionados a la misma garantía que a los dispositivos de segunda mano es una medida que ha disparado sus ventas. Un cliente sabe que comprando este producto tendrá 2 años de garantía, lo cual le da la seguridad de que podrá devolverlo o cambiarlo en el caso de que no funcione. Si la tienda donde lo ha comprado, tiene un servicio técnico, podrá subsanar cualquier posible defecto de funcionamiento que presente el ordenador.
  4. Protege el medioambiente. Reacondicionar los ordenadores defectuosos implica reducir los niveles de deshechos tecnológicos. Imagínate que estos ordenadores terminaran en la basura o que se aprovecharan algunas piezas y el resto se desecharan. Estamos hablando de residuos no biodegradables y que algunos de ellos, como las baterías de litio, son altamente contaminantes.
  5. La opción de comprar un ordenador nuevo como si fuera uno de segunda mano. Hay ordenadores que están prácticamente nuevos y se venden como reacondicionados, porque se ha perdido el embalaje o porque no se encuentra alguno de los accesorios de fábrica. Sucede a menudo con los dispositivos que han participado en ferias o exposiciones tecnológicas o que se han expuesto en el escaparate de la tienda y se ha perdido la caja original. Si sabes de ordenadores y te encuentras uno de estos es una oportunidad que no deberías dejar escapar.

Problemas más frecuentes en los ordenadores reacondicionados.

Aunque estos ordenadores se suelen vender en perfecto estado de uso, la O.C.U. nos sugiere que revisemos algunas cuestiones, que debido a la intervención técnica nos puede acarrear algún que otro problema a medio plazo.

El más frecuente es la instalación de software nuevo en máquinas viejas. Cuando se lleva un ordenador a reparar, lo más probable es que después de arreglarlo, el técnico le instale los programas más actuales. Esto tiene el problema de que si la máquina no está correctamente equipada no podrá incorporar las actualizaciones. Puede, incluso, que el ordenador se bloquee cada vez que lo intentamos actualizar. Esto sucede con el Windows 10, un sistema operativo compatible con una gran cantidad de ordenadores portátiles, pero que en el caso de las máquinas más viejas, el ordenador funciona lento porque el sistema operativo no se adapta bien al hardware, aunque técnicamente sean compatibles.

Un problema técnico que pueden presentar estos ordenadores es que se les haya instalado piezas compatibles que presentan ciertas deficiencias en la práctica. Al repararlo, el técnico ha tenido que instalar piezas de hardaware nuevas que no son las que utiliza el fabricante. Como resultado, para algunos procesos funciona, pero para otros es inoperativo. Es, por ejemplo, si se coloca una tarjeta de sonido que no es la que corresponde. Si tenemos el ordenador con los altavoces originales funciona perfectamente, pero si conectamos unos auriculares, unos altavoces supletorios o un micrófono exterior se escucha un pitido molesto y el accesorio no funciona. Podemos volvernos locos pensando que el problema es de los auriculares, pero si esto sucede con cualquier complemento de sonido que enchufemos, probablemente el origen del problema radique en la tarjeta de sonido, o en cualquier placa inadecuada que se ha instalado en el ordenador.

Otro problema que puede pasar es que el ordenador se venda con accesorios inadecuados o estropeados. Sucede, sobre todo, con el cargador de los portátiles y el cable de alimentación de los ordenadores de sobremesa. Pasa, porque en el momento de vender el ordenador, ese accesorio se ha perdido y se ha sustituido por otro que encajaba. En el caso de los ordenadores portátiles es una pieza sensible, ya que lo enchufamos y desenchufamos continuamente. Esto puede hacer que llegue un momento en que no se conecte, sobre todo si el cargador no es el original.

Debemos partir de que todos estos problemas se pueden resolver, y que le corresponde a la tienda que nos vendió el ordenador solventarlos.

Aún así, los ordenadores reacondicionados son bastante fiables y permite renovar nuestro equipo informático por menos dinero, disponiendo del ordenador que necesitamos.

Mas comentados

No te detengas aquí

Más para explorar