Alquilar objetos está de moda ¡y es muy ecológico!

¡Que mal nos sentimos cuando queremos disfrutar de algo, aunque sea por una ocasión, y no tenemos el dinero para adquirirlo! De hecho, muchas personas acaban endeudadas para poder tener ese objeto deseado en el momento preciso, aunque luego signifique que éste mismo acabe en un cajón, en la basura, o mal vendido por internet. Es la cruda realidad; si algo no nos hace falta, realmente, es para una sola ocasión o no lo valoramos en condiciones (sino por moda o por aparentar) ¿por qué lo compramos?

Ocurre que desafortunadamente, “comprar por comprar” es algo que practican muchísimas personas en esta sociedad basada en el constante consumo, y no somos conscientes del daño que esto nos produce tanto a nosotros como al planeta.

Pensémoslo: a mayor consumo, mayor demanda, y a mayor demanda, mayor producción, lo que se traduce como toneladas de objetos fabricados por igual para satisfacer a ese público que luego no valorará realmente dicho objeto o no le dará el uso adecuado. Esto puede dañar al medio ambiente y a nuestra propia autoestima también, ya que, comprar por aparentar en las redes o por tener un estatus social puede hacernos sentir mal con nosotros mismos y hacernos perder nuestra propia personalidad por querer seguir a una masa en la que todos tienen lo mismo.

Por este motivo, el alquiler o préstamo de objetos puede ser una opción más que adecuada para darle buen uso a un objeto, para aliviar nuestra carga económica y para diferenciar qué es lo que queremos adquirir realmente, y qué es solo un capricho pasajero.

¿Quieres saber más? ¡Quédate y te contamos más!

¿A qué se refiere exactamente el término “alquilar”?

El término «alquilar» se refiere al acto de prestar o ceder el uso de algo a cambio de un pago (mensual, pago único, etc.).

En el contexto de bienes como las casas, apartamentos o locales comerciales, alquilar implica que una persona (arrendador o propietario) permite que otra persona (arrendatario o inquilino) utilice la propiedad por un período de tiempo específico, generalmente a cambio de un pago mensual o acordado; este pago se conoce como alquiler.

Generalmente esto es lo que conocemos como alquiler, pero el alquiler también puede aplicarse a otros tipos de bienes, como coches, equipos, ropa y herramientas, entre otros.

En dicho trato se establecen unas normas y condiciones que suelen ser diferentes respecto a la empresa o persona que decide alquilar uno de sus bienes para el disfrute de otra persona.

¿Por qué es una acción que se preocupa por el medio ambiente?

Como hemos mencionado, cuando alquilamos una prenda, un coche o un equipo electrónico estaremos ayudando al medio ambiente de muchas maneras:

  1. Usaremos bien los recursos.

Cuando alquilamos en vez de comprar, podemos usar un objeto por un período de tiempo sin la necesidad de poseerlo permanentemente, lo cual puede conducir a un uso más eficiente de recursos.

  1. Reduciremos la demanda de nuevos productos.

Al optar por alquilar en lugar de comprar, se puede reducir la demanda de nuevos productos. La producción y el transporte de bienes nuevos pueden generar emisiones de gases de efecto invernadero y otros impactos ambientales. Al alquilar, se aprovechan los productos ya existentes y se puede contribuir a la disminución de la presión sobre los recursos naturales.

  1. Fomentaremos la economía circular.

La economía circular se centra en mantener los productos y materiales en uso tanto tiempo como sea posible mediante su reutilización. Al alquilar, se participa en este enfoque al extender la vida útil de los bienes y reducir la generación de residuos.

  1. Reduciremos la huella de carbono.

Si alquilamos objetos que suponen grandes emisiones de carbono en su fabricación (como los coches o los equipos especializados) en lugar de comprarlos, contribuiremos a una menor huella de carbono personal.

Como ves, alquilar y reutilizar es bueno para el planeta y nos ayuda a alargar la vida útil de los objetos ¡además, también es bueno para nosotros!

Alquilar también es bueno para tu bolsillo y para ti.

Vamos a ponerte el ejemplo que mejor entenderás: el día de tu boda.

En las bodas se derrocha una cantidad de dinero impresionante ¿lo sabías? Sólo con el traje de la novia y del novio pueden irse perfectamente 3.000 o 4.000€ ¡sólo en la ropa! A eso le puedes sumar limusina, banquete, celebración, etc.

Sabemos que este día solo dura eso; un día. Por esta misma razón muchas personas temen casarse, porque no ven normal gastar tanta cantidad de dinero por un vestido que sólo usarás un día. Pues esto se puede arreglar alquilando vuestras vestimentas a un precio muchísimo más económico sin renunciar a estar relucientes durante ese día tan especial. Cuando acabe la boda, entregaréis lo alquilado a dicha empresa y otras personas podrás disfrutarlo ¿no es genial?

Muchas personas consideran que esto no es romántico porque desean algo exclusivo diseñado o adquirido para ellos mismos en este día tan especial, pero recuerda que siempre tendrás disponible esa opción para ti. Además, tus invitados pueden usar la misma idea para vestir elegantes durante este día y alquilar vestimentas de lujo para asistir a tu boda; en resumen ¡todo son ventajas!

Esto también puede extrapolarse a otro tipo de eventos ocasionales como por ejemplo la presentación de un proyecto o el alquiler de un equipo para celebrar un día especial. Tal y como nos recomiendan los profesionales de la empresa Sonopix, ¿para qué vas a gastar de 500 a 6.000€ en un proyector para presentar tu tesis, si puedes alquilarlo?

Asimismo, si vas a un viaje especial y quieres hacer un reportaje de fotos familiar ¡no tienes por qué comprar una cámara que solo usarás ese día! También puedes alquilarla y disfrutar de fotos increíbles por un precio muchísimo más económico.

Por otra parte, como hemos mencionado, alquilar también te ayuda a formar tu personalidad en lugar de dejarte guiar por impulsos creados por la sociedad. Si ves que muchas personas están triunfando en las redes por el uso de drones, no tienes por qué lanzarte a comprar uno sin saber, ya que puede que no sea para ti, o que no te acabe gustando. En su lugar, si alquilas un dron siempre puedes probarlo y acabar decidiendo si te convence y te conviene o no gastarte el dinero ¡tú eliges!

¿Qué tipo de objetos puedo alquilar?

Existen muchos tipos de alquileres de objetos, y algunos sin duda son muy particulares, aunque nosotros vamos a centrarnos en los más comunes:

  • Alquiler de coches.

¿Necesitas un coche solo para un fin de semana o para una cita?

El alquiler de coches es como tener un armario lleno de coches para elegir; puedes optar por conducir un coche clásico económico, un espacioso SUV e incluso un elegante deportivo sin comprometerte a largo plazo.

Esta opción es muy útil para aquellos que viajan a sitios lejanos y no llevan su coche con ellos.

Y es que muchas personas no disfrutan del transporte público y prefieren moverse en coche, por lo que encuentran esta opción más cómoda que desplazarse en tren o en autobús.

  • Alquiler de ropa.

¿Cansado de tener un armario lleno de ropa que usas una vez y luego olvidas?

El alquiler de ropa es la solución a tus problemas de espacio y estilo. Podrás renovar tu estilo sin compromisos usando vestidos elegantes e incluso ropa casual por el tiempo que necesites.

Además, el alquiler de ropa es una muy buena opción para asistir a eventos ocasionales, como una boda, una comunión, una celebración anual (como el fin de año) e incluso para realizar una sesión de fotos profesional.

Este servicio es muy atractivo y permite a las personas llevar ropa prestada de distintos estilos. Sin embargo, debemos tener mucho cuidado de no romper, rasgar o manchar la ropa, ya que ésta debe ser reutilizada por otra persona después de nosotros y debe encontrársela en buenas condiciones.

  • Alquiler de equipos tecnológicos.

El alquiler de equipos tecnológicos es como tener acceso a la última y mejor tecnología sin el compromiso de una relación a largo plazo. Podrás probar desde cámaras profesionales caras hasta portátiles ultra potentes, y lo mejor, sin vaciar tu cartera (siempre y cuando respetes las condiciones y normas de uso).

  • Alquiler de muebles y decoración.

El alquiler de mobiliario y decoración te permite transformar tu hogar sin el estrés de comprar y vender.

Este tipo de ideas son muy socorridas para personas que buscan darle un cambio de imagen a su hogar para una ocasión especial o para saber exactamente qué tipo de muebles buscan para asentarse. Podrás disfrutar de sofás elegantes y lámparas de diseñador, y así darles forma a tus ideas para sentirte mejor sin tener que pagar un mueble a plazos.

Esta opción también es recurrente para la decoración de escenarios donde se graban películas o cortos, o para las sesiones de fotografía profesional. Tan solo asegúrate de no derramar café en ese sofá alquilado, ¡o podrías tener problemas!

Mas comentados

No te detengas aquí

Más para explorar