pexels-photo

Qué deben tener los sellos para empresas

Seguro que has visto en miles de ocasiones que, cuando se recibe un documento que debe ir firmado, o cuando tus jefes te dan tu nómina, se usa el sello de la empresa para que quede como algo “oficial”. Así, si ha llegado el momento en el que tú abres la tuya propia, o te animas a trabajar como autónomo, o tienes a algún conocido cercano que se encuentre en una de estas situaciones, sabrás que es necesario contar con sellos para empresas.

Pero ¿sabes qué elementos deben incluir en la información que aportan?

Logotipo

Por lo general, se duda sobre si el logotipo debería ir incluido o no, pero no tienes que comerte demasiado la cabeza: depende de tus gustos. Y, si quieres ser más práctico, ponlo sólo en aquellos sellos para la empresa que vaya a ir dirigido a clientes o proveedores.

Por ejemplo, al sellar un talón del banco, el logotipo carece de relevancia por completo, ¿verdad? Al banco no le importa nuestra imagen; sólo, que paguemos a tiempo.

Pero si nos presentamos ante un potencial cliente y le damos una serie de documentos, es probable que te parezca buena idea poner tu logo, ya que representa tu actividad e imagen de marca. Además, quedará más personalizado.

Documentación, como nóminas y presupuestos…

También, contratos, papeles oficiales de Hacienda o Seguridad Social, ejemplo. En dichos casos, los sellos tienen que indicar lo siguiente:

  1. Razón social, o bien, nombre de autónomo
  2. CIF/NIF con letra
  3. Dirección fiscal o social

Si el receptor necesita una vía para contactar con nosotros, también habría que incluir:

  1. Dirección completa
  2. Número de teléfono y/o e-mail
  3. Dirección de página web

Pero si el sello sólo se emplea para confirmar la recepción de mercancía, bastará con esta información:

  1. Logotipo (aunque no es obligatorio)
  2. Nombre comercial o razón social
  3. Dirección completa
  4. Teléfono/s de contacto
  5. Dirección de e-mail
  6. Dirección de página web

Así, es posible que te resulte más práctico contar con un mínimo de dos sellos para la oficina; uno, que incluya el logo, y otro, que no. De este modo, ahorrarás en tinta y recursos.

Deja un comentario