Browse Category: Siderúrgica

contenedores obra

Los contenedores forman parte de la arquitectura

La arquitectura está en constante evolución. Las mentes más creativas han existido, existen y existirán, personas que quieren innovar y aportar novedades a la sociedad. En la actualidad podemos ver infinidad de edificios y hogares de grandes diseños, algunos más bonitos que otros, pero que rompen con lo establecido.

En el mundo podemos encontrar varios diseños arquitectónicos hechos con materiales muy poco convencionales, como edificaciones creadas con contenedores de obra o marítimos, adaptando éstos para disfrutar de un espacio habitable, ya sean oficinas, estudios, viviendas, etc.

Estos contenedores o recipientes están destinados principalmente para el transporte de objetos voluminosos y pesados, están fabricados de acero o aluminio y, algunos de ellos, reforzados con madera contrachapada o fibra de vidrio.

Todos tienen las mismas dimensiones para facilitar su manipulación y la posibilidad de apilarlos uno encima de otros pudiendo formar bloques. El excedente de estos contenedores de obra provocan que tengamos que darles un nuevo uso, y aquí entra la arquitectura. Con la era que estamos viviendo de sostenibilidad y reciclaje, la arquitectura pensó en utilizar estos contenedores para crear un nuevo estilo arquitectónico.

Los beneficios de utilizar contenedores

Varios arquitectos del mundo entero se dieron cuenta de las posibilidades que ofrecen estos contenedores y las ventajas de su material, especialmente para crear viviendas más económicas. Esta reutilización no es nueva, la construcción de viviendas con contenedores se creó en los años 50 bajo la firma canadiense Steadman Industries.

 

  • Aprovechar el espacio al máximo. Con un contenedor de 30 metros cuadrados se pueden crear viviendas para parejas o pequeñas familias.
  • Su peso y soporte permiten una alta adaptabilidad con una ligera cimentación en cualquier terreno. Se pueden unir más contenedores ya que soportan fácilmente la colocación de otros módulos.
  • La portabilidad es otra gran ventaja ya que están diseñados para su fácil transporte, siendo una opción ideal para moverlos de sitio en cualquier momento. De hecho, se puede diseñar un estudio en un lugar y transportarlo en otro lugar.
  • Son muy económicos, muy baratos ya que son reutilizados. Esto, obviamente, reduce notablemente la mano de obra y el tiempo de instalación y adecuación. Además debemos sumar el ahorro de ladrillo y cemento de las viviendas tradicionales.
  • Funcionan como módulos, al ser fácilmente apilables podemos realizar una arquitectura modular con sólo una serie de adaptaciones. Un contenedor puede ser la cocina, otro la habitación principal y así sucesivamente, pudiendo crear construcciones originales en línea, columna, combinando ambos y crear varios pisos.
  • Además ofrecen una alta resistencia, son robustos y duraderos. Principalmente fueron creado para resistir las inclemencias del clima y fuertes golpes, por los que también son una opción por lo que hace a la durabilidad.
  • Ofrecen una nueva identidad y viviendas originales lejos de los edificios tradicionales.

Además respeta el medio ambiente, su utilización reduce drásticamente los materiales de construcción tradicionales, conllevando un importante ahorro de energía y de emisiones de CO2. No necesita prácticamente mantenimiento debido a que fueron diseñados para su durabilidad y son 100% aptos para su uso como vivienda.